Me encanta ver las ponencias de los diferentes motivadores y aprender de ellos, la verdad, es que acabas “chutado”. Uno de los que más me gustan es Victor Kuppers, te transmite esa sintonia en la que la actitud es lo que vale ante cualquier cosa en la vida, porque multiplica y dando menor valor a los conocimientos y las habilidades, las cuales solo suman.

Estoy totalmente de acuerdo con Victor, eso es el valor de las personas. Siempre, que he tenido que incorporar personas a mi equipo, mi objetivo en las entrevistas de trabajo, era que los aspirantes, sacaran su actitud, es lo que busco y quiero ver. Me da igual que tengas el titulo de astronauta, o de ingeniero nuclear, o que tenga 12 años de experiencia en el sector.

Quiero ver tus actitudes con “C” y luego tus aptitudes con “P”

Siempre ha sido mi guía y oye, mi porcentaje de acierto ha sido muy alto. Muchas veces, con apuestas con la dirección de la compañía, donde pensaban que me iba a confundir y luego no fue así.

Es una pena que los departamentos de RRHH no se fijen en estos aspectos. Unos por tener personal de selección arcaico, u otros con escasa preparación, he vivido, entre multitud de diferentes anécdotas y circunstancias, hasta contratar a gente por ser “guapo” o “guapa” sin ningún tipo de criterio. Así luego pasa, las empresas, se llenan de “chusqueros” o “chusqueras” (como los define Victor). El tema, es que aquí hay dos culpables, el que entra y el que le ha elegido, que también es un “chusquero/a”.

Con esto no hay que desanimarse, los “chusqueros/as” se detectan rápido, sobreviven unos meses de engaños y de “vestir el muñeco”, pero su periodo en la empresa es caduco. Pero estar seguros que los “crack” son los que realmente llevan el pulmón y el rumbo del barco, y eso es solo por un motivo, por su ACTITUD.

Os dejo un fragmento de aproximadamente 2 minutos, del maestro Victor Kuppers.

One thought on “La diferencia entre “el crack y el chusquero”

  1. Alberto

    Reply

    Muy buen post Joaquí, este hombre dice verdades como puños, y en algunas ocasiones se sufren las consecuencias por quien pierde la perspectiva en este sentido en las contrataciones.
    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.